Arreglo floral en azul y amarillo

Si Te Gustó Compártelo 🙂
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

ARREGLO FLORAL EN AZUL Y AMARILLO EN UN JARDÍN

Las soleadas “caras” amarillas de los helenium, se vuelven casi luminosas al ponerlas junto al azul eléctrico del albarraz “Blue Butterfly”, lo que resulta una atrevida combinación de colores que garantiza la alegría de cualquier ambiente.
Su fácil realización, un ramillete en espiral atado a mano, hace que parezca que nada más se han cortado las flores y se han dispuesto de forma casual.
MATERIALES
10 tallos de albarraz (delphinium “Blue Butterfly”); 2 ramilletes de Helenium, 3 tallos de drácena; rafia; tijeras; un jarro.
La elección del recipiente es importante, ya que se convierte en un elemento esencial del conjunto. El jarro amarillo da al arreglo un aspecto campestre; desde luego que el mismo adorno floral parecería más sofisticado si el recipiente fuese un moderno florero de cristal.
1- Extender los materiales para trabajar con facilidad. Ir haciendo el arreglo, alternando los tallos de los diferentes elementos, mientras se va girando el ramo en la mano, de modo que los tallos queden en espiral.
2- Continuar así hasta incluir todos los elementos del arreglo. En el punto de atadura, es decir, donde se entrecruzan todos los tallos, atarlos firmemente con rafia. Recortar los extremos de los tallos hasta que tengan el largo que requiera el recipiente.

ARREGLO FLORAL GRANDE CON DALIAS
Las dalias florecen vigorosamente durante todo el verano, hasta las primeras heladas del otoño, ofreciendo al decorador floral deslumbrantes variaciones de color y de formas para sus composiciones. La compleja y precisa geometría de las flores de la dalia, garantiza al conjunto una línea bien estructurada, incluso con la informalidad de los brillantes escaramujos rojos, y la suavidad de las campanillas.
MATERIALES
Una maceta grande hermética; 15 tallos de campanilla; tijeras; 10 tallos largos de escaramujo; 30 tallos de dalia “pompón”.
Estas bonitas dalias doradas tiene tallos largos, limpios y rectos, que son de fácil manejo para colocarlos en un arreglo grande. También podrían conservarse bien en esponja plástica.
1- Llenar el tiesto de agua hasta sus tres cuartas partes. Esbozar la estructura y la silueta básica de cúpula, empleando las frondosas campanillas.
2- Eliminar las espinas de los tallos de escaramujo, y entremezclarlos con los de las campanillas, jugando con las alturas para conseguir la silueta de cúpula.
3- Cortar las dalias “pompón” con el largo necesario, y añadirlas al arreglo, distribuyéndolas por igual en todo el conjunto. El objetivo es conseguir un suave efecto de cúpula.

ARREGLO PARA LA REPISA DE UNA CHIMENEA
La repisa de la chimenea brinda un lugar destacado para una composición floral. Lo difícil no es sólo conseguir un equilibrio visual, sino también un equilibrio físico. La repisa de la chimenea es relativamente estrecha, y hay que colocar las flores con cuidado para evitar que se desborden por delante. Por lo tanto, al hacerlo, hay que conseguir la estabilidad, cargando el peso hacia detrás, y tan cerca del fondo del arreglo como se pueda.
Los delicados tallos de ruscus, y de euphorbia fulgens, son ligeros de peso, en relación a su longitud, y por ello ideales para este tipo de arreglos. Su natural tendencia a colgar, hacen que se puedan colocar a lo largo de la repisa, para dar anchura y longitud, y por encima del borde delantero, junto con las ramitas de abedul, que son el armazón del conjunto. Al añadir un surtido de flores de vivos colores, el arreglo se vuelve vistoso y vibrante.
MATERIALES
1 bloque de esponja plástica; una bandeja de plástico para la esponja plástica; cinta adhesiva de florista; tijeras; 5 ramitas de abedul; 6 tallos de retama de Butcher (Ruscus); 5 tallos de euphorbia fulgens “corona de espinas”; 7 tallos de crisantemos de racimo; 5 tallos de alstroemeria; 7 tallos de eustoma.
Este adorno para la repisa del la chimenea, solo o combinado con un arreglo para el hueco de la chimenea, constituye un formidable punto focal en una habitación.
1- Empapar el bloque de esponja plástica en agua fría, y sujetarla a la bandeja con cinta adhesiva de florista. Poner la bandeja en el centro de la repisa de la chimenea.
2- Fijar el abedul y el ruscus en la esponja para establecer la altura y la anchura. Aprovechar la tendencia natural del ruscus a curvarse, para que cuelgue por fuera del recipiente.
3- Añadir el penacho escarlata para acentuar la naturaleza colgante del arreglo. Distribuir las amarantas por todo el arreglo, y así reforzar la silueta trazada.
4- Los ramitos de crisantemo son las flores focales, y deben ir al tresbolillo, a ambos lados del eje vertical y en el centro del conjunto. Los tallos de alstroemeria dan fuerza al conjunto y, si se escalonan uno o dos de ellos, le dan también profundidad.
5- Un tallo de eustoma de buena calidad, tiene de dos a tres tallos laterales. Separarlos, para sacar el mayor partido de las flores. Usar los tallos que tengan capullos hacia la parte exterior del arreglo y las flores más abiertas hacia el centro, teniendo cuidado de escalonar algunas para dar profundidad visual.

Si Te Gustó Compártelo 🙂
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Los comentarios están cerrados.

Clic Para Enviar Flores

arreglo floral grande con 100 rosas rojas
flores dia de la madre mimo a mi mama
llave de su corazón

te amo mamá
rosas con girasoles
floristerias en medellin abrazame mamita

carazon con rosas rojas
dos corazones hechos en rosas rojas
arreglo frutal con gerberas

únete y aprende más sobre el amor y los sentimientos

Lo que las mujeres piensan

Encuéntranos en Google Plus

Las flores y sus significados