Arte floral japones

Si Te Gust贸 Comp谩rtelo 馃檪
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Historia del arte floral japones

El Ikebana es el arte floral japon茅s. Proviene de una antigua tradici贸n que ten铆an los budistas chinos de hacer ofrendas florales a Buda.

Fue durante el s. VI en el que los misioneros chinos que se fueron a Jap贸n dieron a conocer este arte. A partir de entonces y hasta el s. XV el Ikebana mantuvo su condici贸n de ofrenda divina, lleg贸 un momento en el que perdi贸 sus connotaciones religiosas.

Pero hasta ese momento el ikebana dio muchas vueltas. En un principio dicha acto consist铆a en una sencilla ofrenda floral (incluso a veces s贸lo se ofrendaban s贸lo los p茅talos, como por ejemplo en la India).

No fue hasta el s.X, durante el cual en Jap贸n se empez贸 a embellecer un poco dicha ofrenda, y se incluyeron elementos como recipientes y dem谩s.

El Ikebana se basa en la armon铆a de una simple construcci贸n lineal y la inclusi贸n de flores o elementos que nos puede ofrecer la propia naturaleza. A lo largo de los siglos, ha habido multitud de escuelas de Ikebana, todas ellas con sus caracter铆sticas y sus man铆as.

PRINCIPIOS DEL IKEBANA
El atractivo para nosotros consiste en el contraste con nuestra propia tradici贸n de arreglos florales. Frente al principio de simetr铆a que aqu铆 lo rige todo, la tradici贸n japonesa predica la b煤squeda de la armon铆a y del equilibrio a trav茅s de la asimetr铆a. Y contra nuestra concepci贸n de vitalidad y riqueza por acumulaci贸n de elementos, el ikebana prefiere la simplicidad refinada, que organiza de modo que produzca una sensaci贸n de volumen y relieve.

1. RESPETAR LA NATURALEZA, TRATAR DE IMITARLA
Una reproducci贸n fiel de la naturaleza es imposible, por lo tanto la armon铆a depende del grado de imaginaci贸n del autor. Ikebana es creaci贸n, no es copia.

2. ELECCI脫N DE LA FORMA
El Ikebana puede muy bien compararse con las acuarelas japonesas. En 茅stas todos los trazos son finos, hay grandes espacios en blanco, y pocos colores que armonizan fielmente. En Ikebana, usamos pocas ramas que son como l铆neas, Grandes espacios en blanco y procuramos emplear asimismo pocos colores.
Unidas esas ramas, el arreglo floral cobra volumen y los distintos planos que van conformando cada una de las l铆neas que le dan profundidad. As铆 como en la composici贸n de un cuadro el artista busca que todos los factores que lo componen mantengan un equilibrio, tambi茅n en Ikebana buscamos oponer a una peque帽a masa de color fuerte, una gran masa de color claro o bien la equilibramos con un amplio espacio libre de ramas.
En Ikebana como en el dibujo, el artista expone su pensamiento, vuelca su yo. Se debe estudiar el ambiente a decorar, no s贸lo en lo que respecta a muebles y cortinados sino al clima espiritual que se debe sugerir. Para grandes reuniones, mazos imponentes de grandes ramas 鈥攆loridas o no鈥; no es tanta la importancia de la flor en si como la gravitaci贸n de Ia l铆nea dada por la rama.
Para rincones quietos, la calma, la sobriedad de un arreglo perfectamente equilibrado, la m铆stica verticalidad para decorar un altar o un rinc贸n de retiro, la coqueta y di谩fana composici贸n para una habitaci贸n familiar. Evidentemente, toda composici贸n horizontal nos sugiere una idea de paz y tranquilidad; las ramas oblicuas nos sugieren dinamismo, fuerza, movimiento.
Y toda rama colocada verticalmente comunica al arreglo una sensaci贸n de dignidad y sublime misticismo.
La combinaci贸n de estos tres movimientos, lejos de anularse, refuerza su significado.

3. ELECCI脫N DEL COLOR
Primitivamente se usaban mucho las ramas y hojas, raz贸n por la cual prevalec铆a el color verde. Con la introducci贸n del empleo de las flores, se hizo necesaria la selecci贸n de colores.
En primer lugar ha de considerarse si el ambiente a decorar ser谩 oscuro o estar谩 bien iluminado. Recordaremos que el blanco, el gris y el negro reflejan en mayor o menor grado la luz. Por lo tanto en habitaciones no muy bien iluminadas conviene utilizar decoraciones en las que predomine el blanco, que es el que refleja toda la luz que recibe.
En las habitaciones bien iluminadas podemos permitirnos el uso de cualquier color, pero hay que recordar algunos principios elementales del color, para no incurrir en errores de combinaci贸n.
Sabemos que hay tres colores primarios que son el rojo, el amarillo y el azul. Mezclando los colores primarios, se obtienen los llamados colores secundarios,

Si Te Gust贸 Comp谩rtelo 馃檪
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Los comentarios est谩n cerrados.

Clic Para Enviar Flores

arreglo floral grande con 100 rosas rojas
flores dia de la madre mimo a mi mama
llave de su coraz贸n

te amo mam谩
rosas con girasoles
floristerias en medellin abrazame mamita

carazon con rosas rojas
dos corazones hechos en rosas rojas
arreglo frutal con gerberas

煤nete y aprende m谩s sobre el amor y los sentimientos

Lo que las mujeres piensan

Encu茅ntranos en Google Plus

Las flores y sus significados