Canasta de flores


ARREGLO DE CESTA DE VERANO
El verano trae al decorador floral una gran profusión de materiales, bellos y variados. Los aromas encantadores, la viveza de las flores y la amplia gama de colores, ofrecen infinitas posibilidades para idear arreglos maravillosos.
Este arreglo es una generosa cesta, rebosante de flores de estación de verano y que está diseñada para una mesa o aparados grandes, pero cuyo tamaño puede aumentarse o disminuirse, para adaptarla a cualquier situación.
MATERIALES
Una cesta; celofán (envoltura plástica); tijeras; cinta adhesiva de florista; 2 bloques de esponja plástica; 10 tallos de Viburnum tinus; 15 tallos de espuela de caballero (delfinio), en tres colores; 6 tallos de lirio, del tipo “Stargazer”; 5 hojas de hiedra grandes; 10 tallos de flox blanco,
Si se mantiene el arreglo húmedo, seguirá floreciendo, por lo menos durante una semana más. Los lirios puestos en la esponja plástica se abrirán por completo, y seguirán abriéndose nuevos capullos de flox, para sustituir a las flores que se vayan marchitando.
1- Forrar la cesta con celofán (envoltura plástica), para que no haya fugas y cortarlo a medida. A continuación, sujetar con cinta adhesiva de florista los dos bloques de esponja plástica, previamente empapados, a la cesta forrada.
2- Colocar los tallos de Viburnum en la esponja plástica, para disponer la altura, anchura y forma del conjunto. Reforzar la silueta, utilizando el delfinio, y cerciorándose de que se usan los tallos completos y no sólo las espigas de flor.
3- Colocar los lirios en una línea diagonal a través del arreglo. Poner las hojas de hiedra grandes alrededor de los lirios, y en el centro del arreglo. Disponer también los flox a través del conjunto, pero en una diagonal perpendicular a la de los lirios.