Diferentes formas de secar flores

Diferentes formas para secar las flores

Si puede conseguir tallos de trigo y cebada, séquelos para dar más altura y textura a su arreglo. Las cabezas de semillas de la honestidad, las nigellas y los farolillos chinos también deben secarse de esta manera.

SECADO EN AGUA
Aunque pueda parecer una contradicción, algunas plantas se secan bien en agua. Vierta unos cinco centímetros de agua en un recipiente de cuello ancho y coloque los tallos en el agua, que se evaporará gradualmente a medida que se secan las plantas. No deje las plantas en el agua una vez estén secas.

PLANTAS PARA SECAR EN AGUA
Entre las plantas que responden bien al secado en agua están las espigas de trigo, gypsophilas, hortensias, mimosas, las perlas eternas y las rosas.

SECADO EN GLICERINA
Las hojas, ramas y bayas pueden preservarse en glicerina, que produce unas maravillosas hojas flexibles y brillantes que contrastan perfectamente con las texturas mate de la mayoría del material secado. Retire las hojas inferiores de los tallos antes de empezar, descarte las hojas rotas o descoloridas y raspe la corteza a unos 5 cm de la base. Parta los tallos. A continuación, haga una solución con una parte de glicerina y dos partes de agua caliente, y coloque los tallos en ella; asegúrese de que estén completamente sumergidos a una profundidad de unos 5 cm.
Muchos tipos de flores pueden secarse en una solución de glicerina y agua.
Las plantas pueden tardar diez días en estar preparadas, hasta que estén más oscuras y un poco pegajosas. Quizás necesitará añadir un poco más de solución de glicerina si se absorbe toda antes de que las hojas estén completamente secas. Verá que algunas hojas cambian de color cuando absorben la solución de glicerina: el romero y el laurel adquieren un tono verde oscuro y las hojas de eucalipto se vuelven de color gris metalizado. Las bayas rojas pueden tomar un color naranja luminoso más suave, mientras que las bayas amarillas (por ejemplo, del acebo) se vuelven de color naranja-dorado.
PLANTAS PARA PRESERVAR EN GLICERINA
Las siguientes plantas se secan estupendamente en glicerina: laurel, haya, eucaliptus, gypsophila, mahonia, mimosa, viburno y tejo. Inténtelo también con escaramujos, acebos, moras y bayas pyracantha.
Coloque las flores en cristales de gel silica y esparza más cristales sobre ellas.
CÓMO UTILILZAR LOS PRODUCTOS SECANTES
Las flores secadas al aire suelen tener ese toque marchito que forma parte del encanto de muchos arreglos. No obstante, si utiliza un producto secante, verá que las mayoría de las flores conservan sus preciosos colores originales. El secante más utilizado es el gel silica que puede conseguir en tiendas de artesanía, de flores secas, en grandes almacenes y farmacias. Los cristales son blancos, aunque a veces se pueden conseguir cristales azules, que se vuelven rosas cuando se absorbe la humedad. Aunque el gel silica no es barato, puede secarse y reutilizarse. Hay algunas alternativas, como arena fina, bórax y harina de trigo. Coloque una bandeja con el secante que haya elegido en la base de un recipiente, ponga las plantas cuidadosamente sobre los cristales y, con delicadeza, cubra las flores con más cristales, comprobando que se mantengan los pétalos más débiles. Las hueveras son útiles para flores individuales como rosas. El material debería estar listo para usar tras 48 horas aunque algunas flores especialmente grandes o frescas pueden tardar más tiempo. No deje las flores en gel silica cuando ya estén secas o estarán demasiado frágiles para ser utilizadas.
Mantenga la caja cubierta y las flores estarán secas en dos o tres días.
PLANTAS PARA PRESERVAR CON PRODUCTOS SECANTES
Utilice un producto secante para las flores individuales con pétalos delicados como las anémonas, narcisos, delphiniums, malvas locas, hortensias, peonias, rosas y tulipanes.
UTILIZAR UN MICROONDAS
Un microondas puede reducir considerablemente el tiempo el tiempo necesario para secar flores. Aun así, los hornos microondas varían enormemente, y tendrá que experimentar hasta que encuentre el emplazamiento y el tiempo adecuado para su propio modelo. En general, utilice la colocación inferior, porque las plantas son mucho menos densas que la comida, y deje el material durante 5-10 minutos. Experimente con hojas y flores rotas hasta asegurarse de que las flores más bellas y simétricas no se romperán al trabajar con ellas.