Flores accion de gracias

Si Te Gustó Compártelo :)
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

 

FIESTA DEL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS

Un sencillo cesto lleno de flores, frutos y follaje puede lucir con orgullo en la fiesta del Día de Acción de Gracias, quedando muy bien tanto en el hogar, como en una capilla o iglesia. Colocado en una ventana, los rayos del sol otoñal inflamarán los rojos de sus plantas; también se puede colocar este adorno para alegrar un rincón umbrío.

SE NECESITA

Un cesto amplio y profundo, rústicamente trenzado; un recipiente impermeable, como un platillo de cocina; gomaespuma absorbente, humedecida; cinta adhesiva estrecha, de florista; tijeras; conjunto de flores a base de crisantemos, rosas, hortensias y sedum; conjunto de frutos y hojas otoñales como hojas de aliso, hiedra, zarzamoras y cyonanto; conjunto de frutas y semillas, como manzanas silvestres, zarzamoras, bayas de rosal y endrino; tres granadas; hilo de alambre; tijeras de florista, tijeras de esquilar.
1. El conjunto de tonalidades del adorno debe incluir todos los matices otoñales, desde el casi púrpura de las hojas de zarzamora y sedum, hasta el rosa pálido de las rosas y hortensias, desde los brillos sonrosados de la granada hasta el amelocotonado matiz de los brotes de crisantemo.
2. Coloque el recipiente impermeable en el cesto. Ponga dentro del platillo un bloque de gomaespuma y otro más pequeño encima. Asegúrelos bien al recipiente mediante tiras de cinta adhesiva. Coloque tallos altos y ramitas en la parte posterior del cesto, el verde de los manzanos silvestres iría muy bien y adorne la parte delantera con tallos más cortos.
3. Prepare las frutas que han de constituir el punto focal del adorno. En esta ocasión utilizamos granadas, pero sirven igualmente manzanas rojizas, peras o racimos de uvas. Perfore las frutas con un hilo de alambre y ate su extremo bien al borde del cesto o introduciéndolo en la pieza de gomaespuma.
4. Coloque las granadas, o las frutas que sea, en la parte delantera del adorno, dejando que una penda fuera del canastillo, otra se quede sobre el borde y la última tape la gomaespuma.
5. Corte los tallos de crisantemos a distintos tamaños y colóquelos a diferentes alturas por todo el adorno.
6. Empiece a rellenar el adorno con las matas gruesas del sedum, que formarán un sorprendente contraste con los cercanos crisantemos. Añada las rojas bayas del rosal y las hortensias de color rosa pálido.
7. Ponga las rosas semiabiertas cerca de las bayas de rosal y los tallos de zarzamora por un lateral del borde del cesto. Complete con tallos cortos de hiedra; sus verdes hojas contrastarán notablemente con el resto de los tonos otoñales.
8. En la estación en que nos encontramos, este adorno todavía lucirá mejor si lo rodeamos con más elementos, como pueden ser un conjunto de manzanas y peras, calabacines y calabazas, adornados con las doradas hojas de otoño.

GUIRNALDA DE ABETO
La costumbre de adornar el hogar con hojas de verde perenne viene de muy antiguo, cuando ciertos pueblos creían que este tipo de hojas poseían poderes mágicos. Una guirnalda de este tipo de hojas, ya se trate de acebo, abeto o hiedra, tiene el poder de transformar un rincón de un cuarto, el de una ornacina o de la chimenea, y hacer de ese lugar un decorativo punto de atracción, en Navidades.
SE NECESITA
Cordel grueso; heno seco o musgo; cordel verde fino para atar; tijeras; hojas de pino azul o abeto; espigas secas de trigo; tijeras de florista; tijeras de esquilar; pulverizador para el dorado; conjunto de piñas de conífera; pegamento; cinta decorativa de 7,5 cm de ancho; hilo de alambre.
1. Esta guirnalda está compuesta simplemente por hojas de pino o abeto. También se pueden utilizar hojas de pino noruego cortando, quizás, las ramas bajas de un arbolillo de navidad, junípero, ciprés o cualquier otro tipo de hojas de verde perenne.
2. Mida la superficie que ocupará la guirnalda, teniendo en cuenta las curvas del adorno, y corte la cuerda al tamaño requerido, haciendo un nudo en uno de sus extremos. Ate, con el cordelillo verde, el heno seco o el musgo a lo largo de toda la cuerda que constituye el soporte, a fin de que quede totalmente cubierta y oculta bajo esos materiales naturales.

Si Te Gustó Compártelo :)
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Los comentarios están cerrados.

Clic Para Enviar Flores

arreglo floral grande con 100 rosas rojas
flores dia de la madre mimo a mi mama
llave de su corazón

te amo mamá
rosas con girasoles
floristerias en medellin abrazame mamita

carazon con rosas rojas
dos corazones hechos en rosas rojas
arreglo frutal con gerberas

únete y aprende más sobre el amor y los sentimientos

Lo que las mujeres piensan

Encuéntranos en Google Plus

Las flores y sus significados