Las estaciones y las flores

RECORRIDO DECORATIVO

LAS ESTACIONES
Existe un pueblo, en una isla de la Bahía de Bengala, en el cual se acostumbra describir las estaciones a través de especies particulares de flores. Esta gente tiene un calendario muy personal, un calendario floral basado en los perfumes, los colores y las esencias que se suceden mes tras mes. Todo ello muy fascinante. Nosotros con frecuencia nos limitamos a decir: “El invierno es frío”, “Qué calor en verano”, “Está llegando la primavera, los días se alargan…”, “El otoño es bonito, pero un poco triste”. ¿Esto es todo?
El gran deseo de la supervivencia de la naturaleza que milagrosamente se transforma y se adapta a los cambios climáticos proporcionándonos encantos y atmósferas siempre diferentes, atrae nuestra atención. Quien desea dedicarse a la decoración floral, no puede no distinguir y apreciar la variedad infinita que existen de especies vegetales que a lo largo de todo el año pueden recogerse y utilizarse para componer, mes tras mes, un personalísimo almanaque. Cada estación tiene su propia atmósfera que es interesante descubrir y muy agradable de recrear a través de un simple ramillete.
PRIMAVERA
La primavera ofrece la más rica gama de colores con su explosión de bulbos, de arbustos floridos, de jóvenes plantas sencillas y vivaces; es fácil por tanto encontrar muchas tonalidades de azul, tinta que la naturaleza no regala fácilmente. Parece la estación más rica y atrayente, pero es demasiado frágil. Las flores, las hierbas y las hojas, tan vívidas y tiernas, con frecuencia son inservibles debido a su breve duración.
Se puede prolongar la turgencia con un buen acondicionamiento hídrico, pero su belleza es sin embargo siempre efímera.
VERANO
El verano, con su exuberancia, invita a crear composiciones grandes y espectaculares, con una profusión de colores llamativos, formas opulentas, perfumes intensos. Los materiales son todos espléndidos y también bastante seguros, a condición de recogerlos cuando aún están bañados por el rocío y ponerlos inmediatamente en agua. Mucho tiempo al sol o abandonados durante largo tiempo en la cesta les impedirán recuperarse.
INVIERNO
El invierno es el momento glorioso de las siemprevivas, de algunas vivísimas vallas, de hojas que, enrojecidas por el frío se vuelven espléndidas, de los arbustos gris-plateado. Es también el momento de inclinar los ojos en busca de ramas deshojadas, cortezas, piñas y musgo para realizar decoraciones muy sugestivas.
OTOÑO
El otoño es la estación más generosa, en la que el follaje ahora rojo, amarillo, naranja se ha robustecido y poco a poco comienza a deshidratarse. Casi todo dura mucho tiempo y está, también, completamente seco y un poco acartonado, conservando un raro valor decorativo.
Existe una variedad de materiales mayor que en cualquier otra estación: flores grandes y pequeñas, cabezuelas, hojas y ramas de cualquier forma y tamaño y tantas y tantas bellísimas vayas de las más variadas gamas
ABRIL
FLORES
Ajo ornamental (Allium), Anémonas, Azalea, Cala (Zantedeschia aethiopica), Camelia, Perifollo (Antriscus), Cornejo (Cornus), Croco, Forsythia, Fresia, Jacinto, Ginesta (Cytisus). Iris, Ixia, Kerria japónica, Lila (Syringa), Mimosa (Acacia), Convalaria, Nazarenos, Miosotis (Oreja de ratón), Narcisos y junquillos, Leche de gallina (Ornithogalum), Peonia, Margarita (Bellis perennis), Primavera o Prímula, Flores frutales, Rnúnculo,Rincospermo (Trachelospermum), Rosa, Saxifraga u Hortensia de invierno (Bergenia), Espirea, Tulipán, Verbena, Violeta, Pensamiento, Alhelí (Cheirantus).
HOJAS
Aro, Cala, Abedul, Haya, Alerce, Sauce.
AGOSTO
FLORES
Aquilea, Acónito, Agapanto, Alstroemería, Altea o Malva arbórea, Amarilis, Milenrama, Astilbe, Aster, Begonia, Boca de león (anthirrinum), Budleia, Caléndula, Campanilla, Clemátide, Dahlía, Espuela de caballero o Speronella, Digitales, Aciano (Centaurea), Gallardía, Gardenia, Clavel (Dianthus), Geranio (Pelargonium), Gerbera, Retama, (Genista), Girasol (Helianthus), Gipsófila, Gladiolo, Clicina (Wisteria floribunda), Godetia, Liátride, Lirio, Altramuz, Margarita, Molucela, Hortensia (Hydrangea), Amapola, Matagallo, Guisante de olor (Lathyrus odoratus), Escabiosa, Solídago, Espuela de caballero, Estatice (Limonium), Claveles chinos, Nardo (Polianthes), Alhelí (Mathiola), Zinnia.
HOJAS
Arce, Castaño, Hermosa de día, Papiro (Cyperus papirus).
OCTUBRE
FLORES
Alcachofa (Cynara), Cresta de gallo, Ciclamen, Crisantemo, Croco, Brezo, Nerine, Jarilla (Aster).
HOJAS
Acanto, Sorbo, Parra de Canadá y naturalmente, los productos de las estaciones precedentes que se tiñe de oro. Bayas Alkekengi (Phisalis), Cotonester, Crataegus, Pyrancantha, Prunus, Rosa, Escaramujo.
ENERO
FLORES
Eléboro (Helleborus), Jazmín (Jasminum), Euforbia (Euphorbia Pulcherrima).
HOJAS, RAMAS, CORTEZAS
Avellano (Corylus cantorta), Acebo (Ilex), Cineraria, siempreverdes.

RECOLECCIÓN EN EL BOSQUE
EN EL BOSQUE
En francés se dice cueillette, un término que nos trae a la mente una pequeña figura saltarina que con una cesta bajo el brazo va recogiendo flores, frutas y verduras. Habéis leído bien, también verduras, y después bayas, hojas, musgo y troncos