Las flores y su historia

Si Te Gustó Compártelo :)
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Las flores y su historia

Si usted va alguna vez a Inglaterra y desea visitar los jardines del Fulham Palace en Londres, puede solicitar una visita guiada a través de la National Gardens Scheme (cuya dirección es 57 Lower Belgrave Street, London S.W.1), donde podrán brindarle información detallada sobre todos los jardines que el público puede visitar.
Si se observa cuidadosamente los viejos grabados y pinturas de arreglos florales, se verá que suele haber enormes cantidades de flores, en pequeños recipientes, lo que resultaría casi imposible de lograr en la práctica. Para conseguir un resultado que se asemeje en lo posible a las pinturas, es conveniente utilizar un bloque de gomaespuma para que el florero pueda albergar un mayor número de flores. Dicho bloque debe sobresalir unos 5 cm por encima del recipiente, así será más fácil incluir las flores colgantes.
Los catálogos originales “Doce meses de flores” y “Doce meses de frutas” que el pintor Pieter Casteels confeccionó para el cultivador inglés Robert Furber ser pueden ver en el Victoria and Albert Museum en Londres. (En América se han publicado reproducciones de dicho catálogo).
Cuando prepare un arreglo floral según el “modelo clásico”, comience por insertar las ramas y pedúnculos más gruesos, porque si trata de hacerlo más tarde, deberá para ello quitar las flores más frágiles y delicadas que ya estén colocadas. Es mejor dejar las flores más pequeñas para el final. Para que el resultado sea perfecto, oculte la gomaespuma con flores y ramas colgantes colocadas verticalmente.
Se puede utilizar todo tipo de brotes de hojas para complementar las flores de primavera: los colores más fantásticos se encuentran entre los arces (Acer), desde el rosa (Acer “Brillantissimun”) hasta el veteado blanco o amarillo de otras variedades; pero una ramita de castaño de Indias (Aesculus) o de grosellero rojo puede resultar muy útil. Tampoco se deben descuidar las variedades de sauce, incluyendo la Salix helvética con sus candelillas rosas y sus hojas colgantes de color gris plateado.
Los que sean reacios a tirar las flores sobrantes deben tener siempre a mano un pequeño recipiente para colocarlas. Más difícil es aprovechar las ramas laterales de los árboles frutales. Algo que si se puede hacer con ellas es un pequeño “huerto frutal”: se llena un pequeño plato –que no sea hondo- con un bloque de gomaespuma; se colocan las pequeñas ramas de cerezo, ciruelo, manzano o peral presionando a través de ella.

SONIDO DE TROMPETAS
El anuncio más exuberante de la llegada de la primavera es el sonido de trompeta del narciso: con sus alegres y variados colores nos avisan que ella ha llegado. Estas espléndidas flores son especiales para jardines grandes en los que, destacándose entre los árboles y arbustos, pueden perfectamente volverse silvestres y extenderse con rapidez. Pueden, asimismo, crecer en un sitio con sombra moderada, pero si están ubicados entre árboles y arbustos, que extraen muchos elementos nutrientes del suelo, necesitan una alimentación adicional, especialmente en otoño y primavera. Los narcisos florecen cuando los árboles y arbustos están aun prácticamente desnudos, con unas pocas hojas jóvenes y pequeñitas. Cuando comienza el periodo menos decorativo de estas flores, con el natural e inevitable deterioro de sus hojas, todo el esplendor de las demás variedades, llama nuestra atención y ayuda a que su decadencia pase inadvertida. Esta planta produce unos pequeños bulbillos para la reproducción alrededor del bulbo progenitor y, al cabo de un par de años, éstos están maduros para florecer. Si las cápsulas se dejan en la planta, ésta gastará sus energías en formar semillas; que naturalmente, podrán sembrarse con la esperanza de que se haya producido una nueva variedad, pero es más razonable dejar esta tarea para los cultivadores expertos. Por otra parte, para que el florecimiento sea bueno, es necesario que las hojas mueran naturalmente así todas sus fuerzas vuelven al bulbo.
En épocas remotas florecían ya muchas clases de variedades de narcisos. Su nombre científico proviene del vocablo griego narke (narcosis), porque muchos de ellos tienen propiedades narcóticas, inductoras del sueño. Pero existe una leyenda más romántica relatada por Ovidio…
Alguien predijo a Narciso, el joven hijo de Cephissus y Leirope, que tendría una larga vida siempre y cuando nunca viese su propia imagen. En un momento de vanidad, cuando estaba sentado al borde de un lago, Narciso no pudo evitar observar la imagen de su rostro reflejada en el agua. El joven se enamoró tan profundamente de sí mismo que, al darse cuenta de que su amor era algo imposible e inalcanzable, murió de pena allí mismo… En el sitio donde cayó su cuerpo muerto, nacieron unas espléndidas flores de color amarillo suave a las que se denominó narcisos en honor al desdichado joven.
Si se quiere plantar narcisos en el borde delantero de un cantero (arriate o bordura), para disfrutar más fácilmente de su delicado perfume (en especial si se trata de las variedades “junquillo” o “poetas”), es conveniente dejar que sus hojas se marchiten lentamente. Si entretanto se quieren plantar variedades anuales, se juntan en un manojo, se pliegan una o dos veces y se atan; luego se pueden plantar variedades anuales al lado de estos manojos.

Si Te Gustó Compártelo :)
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Los comentarios están cerrados.

Clic Para Enviar Flores

arreglo floral grande con 100 rosas rojas
flores dia de la madre mimo a mi mama
llave de su corazón

te amo mamá
rosas con girasoles
floristerias en medellin abrazame mamita

carazon con rosas rojas
dos corazones hechos en rosas rojas
arreglo frutal con gerberas

únete y aprende más sobre el amor y los sentimientos

Lo que las mujeres piensan

Encuéntranos en Google Plus

Las flores y sus significados