Las flores y sus combinaciones

Si Te Gustó Compártelo 🙂
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

colores complementarios en el arte floral

que son el anaranjado (rojo + amarillo), verde (amarillo + azul) y violeta (rojo + azul).
Cada uno de los colores primarios, es complementario del color formado por los otros dos primarios. Es decir que: El amarillo es complementario del violeta, el rojo es complementario del verde, el azul es complementario del anaranjado.
Los colores complementarios se realzan mutuamente. Por esta razón se destacan tan hermosos los iris, violetas junto a crisantemos o caléndulas amarillas; el rojo de los claveles o las rosas resalta brillantemente sobre un fondo verde de pinos; y el anaranjado de unas strelitzias parece vivir más sobre recipiente azul.
Mezclando a su vez los colores primarios y secundarios se forman loa terciarios, y así sucesivamente va obteniendo toda la gama de colores. También es interesante destacar que todos los colores que va en del rojo hasta el amarillo verdoso se llaman cálidos (por recordarnos las materias en ignición) y el resto colores fríos (pues evocan el hielo, el agua).
Por lo tanto, para dar una sensación más tibia en invierno, usaremos al máximo los colores cálidos, en cambio en verano para obtener una sensación de frescor, emplearemos recipientes de colores fríos, amplios, con una gran superficie de agua visible y las hojas verdes predominarán en estos arreglos.

4. DECORACIÓN CON OBJETOS
Nació de la combinación de piedras, arena, algas, etc., como elemento decorativo suplementario, para sustituir a veces a las florea, con objetivos de vidrio, plástico o minerales. Influido por el arte surrealista, despierta el interés por el contraste de formas y color en elementos diversos.

5. ES MUY IMPORTANTE LA ELECCIÓN DEL RECIPIENTE QUE HA DE USARSE
Cuya fabricación da un continuo impulso a la alfarería. El equilibrio, la armonía entre la flor y el recipiente deben ser perfectos; tan penoso es contemplar una flor hermosa en un recipiente pobre como un vaso fino conteniendo una flor insignificante.

6. PERSPECTIVA
La sola palabra nos recuerda los clásicos dibujos con que hemos aprendido a dar en un plano la sensación de proximidad, de lejanía: aquellos caminos que se angostan a lo lejos, los postes que se van juntando y acortando a medida que se alejan de nuestra vista.
Imaginemos hallarnos frente a un paisaje. A lo lejos, se recorta un bosque de coníferas, cerca nuestro la primavera brilla en las ramas de un duraznero en flor; y a nuestros pies el viento acaricia las corolas de unas anémonas. En tres formas podemos retratar este paisaje, dándole una perspectiva profunda:
Visión de lejanía: Colocar como fondo, dos variedades de coníferas. En el medio alguna rama de duraznero y bien cerca del observador un grupo de flores silvestres. Se forman así tres planos que de por sí la sensación de lejanía.
Visión cercana: Seria el caso en que la vista se detuviera en los durazneros y en las flores que se abren a los pies. Empleando esos dos planos, resalta la primaveral belleza de las flores.
Y finalmente, la visión inmediata, en que la vista se recrea tan solo con las flores silvestres que nos rodean. Emplearemos por lo menos dos variedades de flores silvestres primaverales, y colocándolas en dos planos juntos o separados, obtendremos la sensación deseada.
Lógicamente la decoración que hemos denominado visión de lejanía, puede ser hecha a grandes rasgos. En cambio, en !os otros casos, se debe cuidar muy minuciosamente el detalle. Actualmente, dos son las formas más utilizadas en el Ikebana, y esta división está regida por la forma del recipiente que se utiliza.
Cuando el recipiente es plano, se practica el MORIBANA. Moru significa acumular, juntar, y el sufijo Hana, equivale a flor. Es decir, que juntamos- acumulamos flores sobre un recipiente plano.
En cambio, cuando el recipiente es alto y de boca estrecha, practicamos el NAGEIRE. Nageru significa arrojar, Ireru introducir. Existe una leyenda acerca de esta extraña denominación. En el siglo XVI, durante una de las treguas en el curso de una las batallas feudales, el maestro de la ceremonia del té, Rikyu, al servicio de Hideyoshi, buscó afanosamente unas flores para adornar la ceremonia de té (la Ceremonia de Té -Chanoyu— es como un retiro espiritual, una concentración serena de la mente, y requiere indispensablemente un adorno floral).
Halló unas iris silvestres, atravesó sus tallos y hojas con un cuchillo, y arrojó diestramente este conjunto en un recipiente con agua, con tanta maestría que Hideyoshi admirado, Ie alabó la habilidad con que había arrojado e introducido (Nage ireru) esas flores.

Si Te Gustó Compártelo 🙂
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Los comentarios están cerrados.

Clic Para Enviar Flores

arreglo floral grande con 100 rosas rojas
flores dia de la madre mimo a mi mama
llave de su corazón

te amo mamá
rosas con girasoles
floristerias en medellin abrazame mamita

carazon con rosas rojas
dos corazones hechos en rosas rojas
arreglo frutal con gerberas

únete y aprende más sobre el amor y los sentimientos

Lo que las mujeres piensan

Encuéntranos en Google Plus

Las flores y sus significados