Los tulipanes y su historia

Si Te Gustó Compártelo :)
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest2Share on LinkedIn0Email this to someone

Los tulipanes

Algunos floristas especializados han ofrecido, en ciertas ocasiones un tulipán de aspecto realmente “antiguo”, en brillantes irisaciones de color naranja asalmonado y con bordes ligeramente adornados con franjas (en Bélgica, donde se puede encontrar esta variedad con frecuencia, se la denomina “tulipán de París”). Ojalá algún pintor lo hubiese reproducido en un cuadro, siguiendo los pasos de sus colegas de otras épocas, quienes, en las mañanas de primavera, recorrían las calles empedradas de la vieja Ámsterdam o de Amberes cogiendo las flores recién cortadas como modelos para una nueva jornada de trabajo.
También de aquellos días datan los “floreros para tulipanes” de loza sumamente caros en la actualidad en forma de abanico y con cinco agujeros redondos para albergar los tulipanes. En ese tiempo, estos últimos eran muy caros y tenían pedúnculos más cortos y finos que los de ahora. (Actualmente, se ven con frecuencia fotografías de tulipanes colocados en dichos floreros, puestos allí equivocadamente ya que sus largos tallos han tenido que ser forzados para entrar en esos pequeños agujeritos).
Había también unos recipientes bajos y rectangulares con un gran número de orificios en los que se colocaban los tulipanes, tanto como objeto de estudio como modelo para pintar las naturalezas muertas. Posteriormente, cuando estas flores no resultaban ya tan costosas, surgieron las torres de tulipanes con orificios escalonados. La casa Zenith, de Gouda, fabrica todavía hoy estos antiguos modelos en loza sencilla, decorada en blanco y azul, los que ciertamente, son mucho más apropiados para utilizar a diario que los costosos modelos antiguos.
Para lograr una línea inclinada hacia un lado en un arreglo floral de primavera, las ramitas colgantes de la Clematis montana por ejemplo, o de la Akebia quinata resultan de gran ayuda.
Esta última es una trepadora realmente bonita, con unas largas ramas que crecen vigorosamente, que desarrolla unas guías que se arrastran por el suelo y que echan raíces con mucha rapidez. Además, florece muy temprano (generalmente a principios de la primavera), formando unos ramilletes muy pintorescos de fragantes florecillas. En cada ramillete hay ejemplares masculinos y femeninos; las flores femeninas, carnosas, gruesas y de color morado, son tres o cuatro veces más grandes que las masculinas. Éstas son de color rosa pálido y forman el final de cada ramillete. La única desventaja de esta especie es que, al florecer temprano, una helada tardía puede llegar a acabar con sus florecillas.

EL TULIPÁN… Y SU REFLEJO
Existen numerosos procedimientos para lograr que un tulipán se amolde al deseo de quien va a realizar el arreglo floral. He aquí uno de los más eficaces: coloque los tulipanes que acaba de comprar, con los tallos recién cortados, dentro de un tubo de cartulina gruesa no absorbente (si el papel se humedeciera, se doblaría junto con las flores) y déjelos así para que permanezcan unas cuantas horas erguidos sobre sus tallos; es la mejor garantía de que luego se mantendrán en el arreglo en el sitio que usted les destine. Otro método, menos garantizado, consiste en colocar los tulipanes en el florero de manera tal que puedan “ver” su propio reflejo; esto hará que luego se conserven erguidos, aunque parezca un trato algo narcisista para esta flor. (Narciso se enamoró de su imagen reflejada… merece la pena comprobar si lo mismo puede decirse del tulipán). Por otro lado, también se puede dejar que adquiera su forma natural, siempre que el arreglo sea suelto y poco convencional, de manera que no sea absolutamente necesario que cada flor ocupe un sitio determinado.
Puede ocurrir que, cuando usted se vaya a dormir por la noche, los tulipanes estén muy erguidos y que, al día siguiente, los encuentre colgando graciosamente, y para volver a erguirse y a abrir sus corolas al otro día creo que es absolutamente posible que los tulipanes se comporten de esta forma. En cambio, los cultivados al aire libre suelen tener menos tendencia a comportarse tan caprichosamente.

Si Te Gustó Compártelo :)
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest2Share on LinkedIn0Email this to someone

Los comentarios están cerrados.

Clic Para Enviar Flores

arreglo floral grande con 100 rosas rojas
flores dia de la madre mimo a mi mama
llave de su corazón

te amo mamá
rosas con girasoles
floristerias en medellin abrazame mamita

carazon con rosas rojas
dos corazones hechos en rosas rojas
arreglo frutal con gerberas

únete y aprende más sobre el amor y los sentimientos

Lo que las mujeres piensan

Encuéntranos en Google Plus

Las flores y sus significados