Los tulipanes

Si Te Gustó Compártelo 🙂
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

 

ÁRBOL ORNAMENTAL DE TULIPANES
Las flores que se emplean para hacer este fascinante árbol ornamental, no son como los tulipanes convencionales, que tienen sólo una capa de pétalos. Estos tulipanes tienen una capa sobre otra capa de pétalos, de distintos tamaños que en conjunto, forman una cabeza de flor redondeada y muy espesa, que recuerda a una peonía.
MATERIALES
1 bloque de esponja plástica para flores secas; cuchillo; una cesta; rafia; 5 varillas de canela de 30 cm; tijeras; cola y pistola de cola; alambres de 0,71; musgo de reno; 1 bola de esponja plástica de unos 15 cm de diámetro; flores de tulipán abiertas por completo.
Para sacar el mayor partido posible de las cabezas de flor, se las debe abrir completamente para que se vea su centro. Esto sirve no sólo para aumentar el efecto visual, sino también, desde luego, para incrementar su superficie, con lo que son necesarias menos flores.
1- Cortar el bloque de esponja plástica seco y encajarlo en la base de la cesta. Según su estabilidad, puede que se deba poner algo de peso en el recipiente con arena mojada, piedras o plastilina, por ejemplo. Utilizando la rafia, atar los palos de canela en un haz, por las puntas de arriba y de abajo, e hincar el “tronco de árbol” resultante en la esponja unos 4 cm, fijándolo con cola.
2- Hacer unas horquillas con alambre de 0,71, y con ellas fijar el musgo de reno a la esponja plástica de la cesta, en la base del árbol, para que la esponja quede completamente cubierta.
3- Empapar en agua fría la bola de esponja. Aplicar con cuidado una pequeña cantidad de cola caliente al extremo superior del tronco de varillas de canela, y clavar la bola de esponja mojada unos 4 cm en dicha extremidad.
4- Para que las flores estén lo más abiertas posible, ponerlas sobre la mano y extender suavemente los pétalos, doblando hacia fuera, y por completo, los que estén en el borde.
5- Cortar los tulipanes dejando una longitud de tallo de unos 4 cm, pinchándolos después en la bola de esponja mojada y cubriendo la superficie de la bola por igual. Manejar las flores con cuidado para que no se aplasten.
LIRIOS Y JACINTOS PLANTADOS EN UNA MACETA
Cuando el presupuesto es escaso, una forma barata de crear un arreglo floral grande, de mucho efecto, es utilizar plantas en lugar de flores cortadas.
Este centro en una cesta, combina dos plantas totalmente diferentes, que seguirán floreciendo durante semanas. Los capullos de lirio se irán abriendo y su aroma, mezclando con el de los jacintos, impregnará el ambiente con un perfume embriagador.
MATERIALES
Una cesta grande de alambre; un pan o una esterilla de musgo; celofán (envoltura plástica); tijeras; 3 plantas de lirios en flor (3 tallos por maceta), del tipo “Mona Lisa”; 3 bulbos de Jacinto en flor; 8 ramas de cornejo de corteza roja (Cornus Alba), o similar; rafia.
Las ramas de cornejo de corteza roja, se atan con rafia para formar una estructura decorativa, alrededor del centro, que sirve además como soporte. Se puede conseguir un efecto más formal sustituyéndolas por cañas de bambú y atándolas con cintas de terciopelo de colores vivos.
1- Forrar toda la cesta con una capa de musgo; después, forrar el musgo con celofán (envoltura plástica), para retener la humedad. Cortar a medida.
2- Utilizando la propia tierra de sus macetas, plantar los tres lirios, con los bulbos de Jacinto entre ellos, dentro de la cesta forrada. Cubrir la tierra con musgo.
3- Fijar cuatro ramas de cornejo en la tierra, pasándolas a través del musgo, para que formen un cuadro alrededor de las plantas. Colocar horizontalmente entre ellas otras cuatro ramas, atándolas con rafia para formar un armazón y, por último, recortar la rafia.
JARRÓN DE ANÉMONAS JAPONESAS BLANCAS
Este delicioso arreglo floral, que combina frutos silvestres y escaramujos, con anémonas de jardín, aunque es de concepción sencilla, se convierte en un suntuoso ornamento si se coloca en un jarrón elegante.
MATERIALES
Un jarrón; tijeras; zarzamoras con sus tallos; tallos de escaramujo; anémonas japonesas blancas “Honorine Jobert”; hojas de parra.
Las cosas màs sencillas, pueden ser las de màs efecto; pero cuando se ponen flores en agua, sin la ayuda de la esponja plástica o una red de alambre, es importante considerar con mucho cuidado el efecto visual del jarròn sobre las flores. Los tallos de escaramujo y de zarzamora que se usan aquí, son muy espinosos; hay que manipularlos con mucho cuidado y quitarles las espinas. A pesar de esto, los tallos forman un fuerte armazón para mantener en su sitio a las delicadas anèmonas. El añadido de las hojas de parra alrededor del cuello del jarròn da el toque final al conjunto.
1- Después de llenar de agua el jarròn, utilizar los tallos de zarzamora para bosquejar la silueta. Añadir los tallos de escaramujo para reforzar tanto la estructura, como el equilibrio visual del conjunto.
2- Distribuir las anèmonas por todo el arreglo, teniendo mucho cuidado con ellas, porque son delicadísimas.
3- Meter los tallos de las hojas de parra en el agua, de modo que formen un collar alrededor de la base del arreglo y se vean por encima del cuello del jarròn.

Si Te Gustó Compártelo 🙂
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Los comentarios están cerrados.

Clic Para Enviar Flores

arreglo floral grande con 100 rosas rojas
flores dia de la madre mimo a mi mama
llave de su corazón

te amo mamá
rosas con girasoles
floristerias en medellin abrazame mamita

carazon con rosas rojas
dos corazones hechos en rosas rojas
arreglo frutal con gerberas

únete y aprende más sobre el amor y los sentimientos

Lo que las mujeres piensan

Encuéntranos en Google Plus

Las flores y sus significados