Crisantemos

Los crisantemos

5. Ponga los crisantemos en brote alrededor del diseño floral. Si los tallos estuvieran muy llenos de hojas, quite algunas de éstas y póngalas en la parte delantera para tapar el soporte de gomaespuma. Ponga la hortensia pintada de dorado en el centro, como otro atractivo punto focal.
6. Coloque los brotes de claveles, limpiando sus tallos de hojas indeseadas. Corte pequeños tallos de gysophila y sitúelos en la base del adorno, para que sirvan de separación entre las flores doradas, y creen nuevos puntos de luz. Si lo desea haga una lazada de adorno alrededor del cuello del florero.
RAMO DE FIESTA
Podemos preparar las flores para adornar el buffet de una fiesta, o para celebrar una ocasión familiar especial, sin atenernos demasiado a las reglas de color; es posible que incluso se gane con ello en encanto.
En este ramo de fiesta usted puede combinar rojos, azules, naranjas, malvas, amarillos y verdes – todos los colores del arcoíris- en una ornamentación que llamará la atención de todos los asistentes.
SE NECESITARÁ
Un plato de cristal o porcelana con pie; arcilla adhesiva de florista; tijeras; púas de plástico; pieza de gomaespuma absorbente, humedecida; conjunto de flores tales como iris, orquídeas de Singapur, lirios del Perú, rosas y claveles; follaje variado y flores de arbusto; tijeras de florista.
1. Esta es una buena ocasión para que usted dé rienda suelta a sus preferencias, escogiendo flores de diferentes colores, tipos y formas; en esta ocasión es más importante acentuar el carácter festivo, que la acertada combinación de los colores con la decoración existente. Corte todos los tallos en ángulo para que puedan absorber fácilmente el agua, y riegue generosamente las flores antes de ponerse a arreglarlas.
2. Pegue unos pedazos de arcilla a la base de las púas de plástico –llamadas para algunos “patas de rana”- y sitúelas en el recipiente, un poco detrás del punto central. Clave la gomaespuma en las púas. Coloque distintos tipos de tallos, dando una forma de abanico al adorno y dejando que caigan en cascada algunos brotes en la parte central.
3. Coloque los lirios del Perú –los escogidos aquí eran de tonos crema, melocotón y coral profundo- siguiendo la línea del diseño. Corte algunas flores, con tallo corto, y sitúelas para tapar la gomaespuma.
4. Disponga las orquídeas de forma triangular, colocando los tallos más largos en el centro y progresivamente más cortos hacia la parte frontal. Si quedan algunos tallos cortos con flor, colóquelos como un hermoso relleno, cerca del soporte de gomaespuma.
5. Prepare los lirios, haciendo un contraste de color – son los únicos tonos azules del adorno- en la parte trasera. Corte los tallos en ángulo agudo. Las partes inferiores de los tallos, con sus hojas abusadas, pueden utilizarse en el reverso del adorno. Haga girar el florero para rellenar la parte trasera con ramitas de follaje y más flores, a fin de dar profundidad y perspectiva al adorno.
6. Complete el ramo añadiendo, hasta donde sea conveniente, claveles y rosas, para que contrasten con las formas de las otras flores. Termine de rellenar los huecos con follaje y asegúrese de que el ramo luce hermoso desde todos los ángulos.
UN TOQUE DE FORMALIDAD
Cuando usted tenga que dar un banquete de fiesta –ya sea en honor del miembro más veterano de la familia, de los socios comerciales, o para celebrar cualquier aniversario- el adorno floral deberá estar acorde con la ocasión. En este caso se utilizó para decorar la mesa un florero plateado, con profusión de follaje y flores en tonos blancos, cremas y verde plateado.
SE NECESITA
Un florero profundo, el utilizado aquí tenía un poco de pie; pedazo de malla de alambre plastificado; cinta adhesiva estrecha, de florista; tijeras; conjunto floral a base de lirios del Perú, rosas, crisantemos y claveles en brote, orquídeas de Singapur, mimosa, fresias y hortensias; follaje variado a base de ballota, florescencias de arbustos y vincapervinca; tijeras de florista.
1. Tanto si la mesa está cubierta con un bello mantel de rugoso lino o presenta una superficie pulida; tanto si la vajilla está decorada como si no, las flores en tonos blancos, crema y amarillo pálido compondrán un bonito complemento.
2. Inicie el adorno por su base, con un fondo de mimosas, follaje y hortensias contra el que destacarán el resto de las flores. Disponga las mimosas de forma que compongan una especie de abanico en un lado; coloque cortos pétalos de hortensia sobre el borde del florero y ponga unas ramas de follaje plateado, como la ballota, en medio. Repita esta forma, aunque no sea en detalle, al otro lado.
3. Coloque las orquídeas para resaltar la alta parte central, y rellene la parte baja con lirios del Perú, brotes de crisantemo, y rosas.

Navegación de la entrada